CALENDARIO

lunes, diciembre 26, 2011

DEL BARROCO A LA ACTUALIDAD, HOY FRANCISCO ROMERO ZAFRA (1956-ACTUALIDAD)

RESUCITADO DE POZOBLANCO - CÓRDOBA-
DESPOJADO DE CÁDIZ
Francisco Romero Zafra, de profesión escultor imaginero, natural de La Victoria (Córdoba) el día 25 de marzo de 1956. Autodidacta, comenzando en la escultura en 1990. En el año 2000, participó en una exposición colectiva, de Imaginería, que organiza el Ayuntamiento de Espartinas y la Diputación de Sevilla, en el Santuario de La Virgen de Loreto, en Espartinas (Sevilla), siendo elegido como cartel anunciador su imagen del Resucitado de Pozoblanco.

En el año 2001, participó en la segunda exposición, en el mismo lugar (Espartinas) y también en la cuaresma del 2001 fue la exposición en el Café Concierto Puertaoscura de Málaga.

En el año 2002, participó de nuevo en una exposición que organiza el Excmo Ayuntamiento de Espartinas y en iMAGO Arzobispado de Viena, en la Iglesia de los Agustinos del Palacio Real de Viena, siendo elegido como cartel anunciador, una de sus obras. En el mismo año, participó con la donación de un busto de barro cocido, en una exposición, que organiza la Exma. Sra. Duquesa de Alba, en la sala de arte Garduño, a beneficio de la Asociación Sevillana de Esclerosis Múltiple. También participó en varias exposiciones realizadas en, Pozoblanco, Martos, La Victoria y La Rambla. En la cuaresma del 2004, la exposición en el Café Concierto Puertaoscura de Málaga. Con dos bustos de Dolorosa.

Sus obras están extendidas principalmente por las provincias de Jaén, Córdoba, Málaga, Granada, Valladolid, Badajoz y Tenerife.

INFORMACIÓN OBTENIDA DE: http://www.franciscoromerozafra.com/index2.htm

lunes, diciembre 19, 2011

DEL BARROCO A LA ACTUALIDAD, HOY JUAN MANUEL MIÑARRO LÓPEZ (1954-ACTUALIDAD)

Juan Manuel Miñarro López (Sevilla, 29 de enero de 1954) es un escultor y restaurador español discípulo de Francisco Buiza. Se licenció en Bellas Artes en el año 1984 y en 1987 alcanzó el grado de doctor con una tesis titulada: Estudio de anatomía artística para la iconografía del Crucificado en la Escultura. Desde 1988 es profesor de la Escuela de Bellas Artes de Sevilla, siendo nombrado posteriormente catedrático en la especialidad de escultura. Es un estudioso de la Sabana Santa, y utiliza los resultados de sus investigaciones para mejorar el realismo de las representaciones escultóricas de Jesús de Nazaret, como en el Cristo de la Universidad de la Hermandad Universitaria (Córdoba) terminado en el año 2010.

Su obra es principalmente de temática religiosa e incluye numerosas imágenes de Jesucristo y la Virgen María destinadas a Hermandades de Semana Santa de diferentes lugares de Andalucía y el resto de España. Uno de sus últimos proyectos es un monumento de grandes dimensiones dedicado al Papa Juan Pablo II que se pretende emplazar en Sevilla, aunque aún se desconoce cuál será su ubicación definitiva.
MONUMENTO A FRANCISCO BUIZA
Su exposición itinerante llamada “El Hombre de la Sídone” le ha convertido en uno de los escultores imagineros más comprometidos con los estudios sobre la Sábana Santa y la anatomía de Jesucristo, que ha ido plasmando sobre todo en sus últimas realizaciones artísticas, caso del Nazareno para la Hermandad del Cerro, bendecido en la Cuaresma de 2004.

CRISTO SÍNDONE -HDAD UNIVERSITARIA - CÓRDOBA
Entre sus ya numerosos discípulos, podemos reseñar los nombres de los jóvenes escultores y pintores Ricardo Suárez, Fernando Aguado, Manuel Mazueco o José María Leal Bernáldez.

Entre sus obras también destacan las figuras secundarias del Misterio del Cerro, la Dolorosa del Amor, que actualmente está en el estudio del escultor y que estuvo expuesta al culto en la parroquia de San Isidoro.

Importante también es su faceta de restaurador de imágenes, caso de los Titulares de la Hermandad de la Paz, la Imagen de la Virgen del Roció de la Hermandad de Sevilla, Cristo de la Salvación de la Hermandad de la Soledad de San Buenaventura entre muchas otras. 

Obras principales
Figuras de los apóstoles durmientes (San Pedro, Santiago y San Juan) para el misterio de la Oración en el Huerto de la ciudad de Cabra (Córdoba), año 1988.

Señor de las Penas de Cabra (Córdoba), año 1987.

Cristo yacente de Almogia (Málaga)

Cristo del Calvario (Málaga)

Virgen del Buen Aire, ubicada en el Seminario de Sevilla.

Conjunto formado por el Cristo de las Penas y José de Arimatea en Almería.

Cristo de la Universidad de la Hermandad Universitaria (Córdoba)

Cristo del Amor que forma parte del grupo escultórico de la Sagrada Entrada de Jesús en Jerusalén, Aracena (Huelva), 1991.

Jesús de la Humildad portando la cruz perteneciente a la Hermandad de El Cerro (Sevilla), 2004.

Jesús de la Puente del Cedrón de la Hermandad de la Paloma (Málaga), 1989.

Centurión romano y sayón para el paso de Nuestro Padre Jesús Amarrado a la Columna de la localidad de Lucena (Córdoba), 2003.

Restauración del Señor de Pasión (Huelva)

jueves, diciembre 15, 2011

DEL BARROCO A LA ACTUALIDAD, HOY LUÍS ÁLVAREZ DUARTE (1950-ACTUALIDAD)

Don Luís Álvarez Duarte, nació el día 22 de Mayo de 1950, en la populosa Huerta de los Granados, en el barrio de la Trinidad de la ciudad de Sevilla, en la que es actual calle Venecia. Justo detrás del colegio de la Stma. Trinidad. Sería bautizado en la parroquia de San Julián.

Su primera toma de contacto, con el mundo de la imaginería, sería de la mano de su madre, cuando pasó con ella, por la llamada, casa de los artistas. Luís la detuvo, y se quedó observando aquel taller. Aquel taller que no era otro, que el del gran imaginero Don Francisco Buiza. Su madre hablaría con el maestro, para que Luís en sus vacaciones, estuviera en el taller. Limpiar pinceles, barrer virutas o ir a por los mandados, era para él, algo grande. Él no quería dinero, sino trozos de gubia de las obras, de aquellos grandes imagineros. Poco a poco, Luís empezaría a modelar, y a beber de aquella fuente de arte. Buiza, Don Sebastián Santos, o el gran imaginero carmonense e injustamente olvidado, Don Antonio Eslava Rubio.

CRISTO DE LA SED - SEVILLA -
Sería con la temprana edad de doce años, cuando aquel niño, tallara en la sacristía de la iglesia de San José Obrero, a su Virgen de los Dolores. Ya, por aquel entonces, él tenía una meta. Llegar a ser, un gran imaginero de Sevilla. Tras dos dolorosas más, (la virgen de la Concepción de la localidad cordobesa de Palma del Río, y la virgen de la Amargura de Constantina, Sevilla), llegaría el gran reto para Luís. La sevillana hermandad de las Aguas, lo escogería para tallar, a su titular, que tras muchas advocaciones barajadas, se llamaría para mayor gloria de Dios y de Sevilla, GUADALUPE. El resultado sería maravilloso. Una dolorosa, de rasgos aniñados, tez morena, y sobre todo una belleza sublime. Aquella dolorosa, sería para Luís más que un revulsivo, para continuar luchando en el mundo de la imaginería.
CAUTIVO Y RESCATADO - HDAD. POLÍGONO SAN PABLO - SEVILLA
Seguimos en el año 1970. Luís ante otro reto. Tallar su primer crucificado, donde el maestro desplegó toda la sabiduría, y buen hacer del que ya hacía gala en aquel entonces. El Cristo de la Sed, de la hermandad sevillana del mismo nombre. Maravilloso. Su expresión, su estudiada anatomía, y esos ojos, que traspasan el alma. Aunque la confirmación definitiva, y su consagración vendría de la mano de dos dolorosas. En Córdoba, recibiría el encargo, por parte de la hermandad de la Expiración, de una dolorosa llamada del Rosario, hoy coronada canónicamente. El resultado una vez más, maravilloso. Dicha dolorosa, goza de especial cariño, por parte de don Luís, ya que ella marcaría un antes y un después en el mundo imaginero cordobés. Sin duda está entre sus obras más admiradas y aclamadas.

Con el transcurso de los años, su obra, seguiría creciendo, convirtiéndose en el imaginero más aclamado de la segunda etapa, del siglo XX. También organizaría diversas exposiciones, como las que realizaba en la sala "Álvaro" de la capital sevillana. Llegarían los encargos, desde distintos puntos de España, y parte del extranjero... Argentina, Nueva York, Cuba, Colombia o Venezuela. Entre otras muchas distinciones, el 17 de enero de 2006, sería nombrado miembro de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla.
VIRGEN DEL ROSARIO - CÓRDOBA - HDAD. EXPIRACIÓN
Entre sus obras civiles, podemos destacar, el monumento a la bailaora Pastora Imperio, al insigne bordador Juan Manuel Rodríguez Ojeda.

Además, de su gran obra propia, Don Luís, ha realizado un sinfín de restauraciones, para hermandades de cualquier rincón de España. En algunos casos, ha dejado su huella e inconfundible sello. Imágenes, tan señeras y queridas, como las Esperanzas (Triana, Málaga, Utrera o Jaén). La Soledad de la localidad sevillana de Huevar del Aljarafe, que resultó dañada por un grave incendio sufrido. La Virgen de la Soledad de Cádiz. Las Virgenes de la Angustia, Palma y Mayor Dolor y Traspaso de Sevilla. Jesús de la Salud de la hermandad de los Gitanos, Cristo de las Tres Caídas de Triana o el Gran Poder, de la misma ciudad.

sábado, diciembre 10, 2011

DEL BARROCO A LA ACTUALIDAD, HOY ANTONIO DUBÉ DE LUQUE (1943-ACTUALIDAD)

Terminaba el año de 1943 cuando nace en Sevilla Antonio Dubé de Luque, convirtiendo a corta edad los impulsos artísticos infundidos por su padre, el cual había estudiado en el arte de la pintura en la Escuela de Bellas Artes hispalense, en premios y menciones otorgados al arte de sus dibujos, siendo La Virgen de la Estrella una de las más bellas obras creada a trazos de pincel y con sólo 18 años.

Pero la inquietud del artista le llevaba más allá del lienzo, necesitada extraer sentimientos palpables y reales, descubriendo en la gubia la tercera dimensión del arte y consolidando poco a poco su labor escultórica al verse recompensado con los primeros encargos. Del modelado del barro surge el primer boceto, dándole vida al culminarlo en madera, y transformando la constancia en arte que invita al recogimiento, a la oración mientras contemplamos esta mezcla entre el presente y el pasado barroco.
VIRGEN DE CONSOLACIÓN - HDAD SED - SEVILLA

PRENDIMIENTO CÓRDOBA
Pero su obra no se detiene en este punto, sus dotes como cartelista (Coronación Canónica de la Virgen de la Encarnación y portada de los boletines de la Hermandad Servitas) y sus diseños (proyecto de la Urna para el Cristo Yacente del Santo Entierro, pasos de misterio, palios) le convierten en un artista múltiple y polivalente que ve como su obra se extiende por Andalucía, Extremadura, Islas Canarias e incluso cruza el Atlántico para llegar a las Américas.

Este artista sin fronteras, también goza del privilegio que dan los nuevos medios, viendo como su obra se refleja en todo el mundo a través de esa visión tímida que da la "red de redes", conocida más por Internet. "Las Hermandades tienen que encarar el siglo XXI con la misma mentalidad que la encara la sociedad, porque son una parte muy importante del pueblo de Sevilla, creadas hace más de seis siglos por sus gentes y necesitan evolucionar al mismo ritmo.

En todas sus tallas encontramos un sentimiento común que da un carácter único a su obra: esa mirada que enfoca hacia el interior del alma, trascendental momento que conjuga el pensamiento de un futuro alentador con el dolor de su presente: La Pasión.

Antonio Dubé de Luque, escultor, pintor, diseñador de orfebrería, bordados y pasos.. Hermano Mayor. Según sus propias palabras, tiene como actividad profesional más cercana a lo religioso la de ser "cofrade", siendo este el motivo principal por el que pierde horas de sueño dedicado al arte sacro.

viernes, diciembre 02, 2011

DEL BARROCO A LA ACTUALIDAD, HOY FRANCISCO BUIZA FERNÁNDEZ (1922-1983)

Sin dar lugar a vacilaciones, Buiza fue el experto más hábil en la creación, readaptación y hasta manipulación a sus gustos personales y al de la inmensa mayoría de la comitencia cofrade, de los estilos seiscentistas. En concreto, de los rasgos más epidérmicos y superficiales de la obra de Juan Martínez Montañés, plasmados en el estudio del juego de plegados de algunos sudarios como el del Cristo de la Clemencia. Pero sobre todo, tendrá presente al Juan de Mesa y Velasco que, emancipado de su maestro, acentúa y profundiza en la vida interior que respiran las cabezas de sus esculturas, amén del perfeccionismo somático y la sobriedad de planos volumétricos, propias de obras como el San Juan Evangelista de la Hermandad del Gran Poder y, sobre todo, el Cristo del Amor, de la Colegiata del Divino Salvador; de hecho la auténtica obsesión de Francisco Buiza al elegirlo como su unívoco modelo.

A través de su catálogo puede deducirse que Francisco Berlanga supo sacar partido como ningún otro de los cultivadores recientes de la escultura procesional, de la exageración de ciertos rasgos estilísticos reservados por Juan de Mesa para los tipos iconográficos, tanto hagiográficos como pasionales; esto es, exoftalmia ocular o abombamiento de las cuencas orbitales y la profusión de rizos, guedejas y tirabuzones en cabelleras provistas de gran riqueza de claroscuro, además de una astuta enfatización de la anatomía, como reclamo de habilidad técnica.

Sus Dolorosas registran influjos aún más heterogéneos, al adoptar esbozos estilísticos tanto coetáneos como del pasado. En su juventud, la huella del maestro Sebastián Santos Rojas aflora en obras como la Virgen de la Caridad (1947-1948) de la Cofradía malagueña del Cristo del Amor, al conjuntar la frontalidad y los tipos maduros tan gratos a aquel, con rasgos menos idealizados e identificados con su propio gusto. En casos muy puntuales alcanza a verificar un seguimiento del lenguaje del artista decimonónico Juan de Astorga como sucede con la Virgen de las Lágrimas (1958) de la Cofradía gaditana de la Piedad. Aparte de sus Dolorosas malagueñas, el modelo de la Esperanza Macarena reaparece en la Virgen de los Dolores (1978) de la Hermandad del Descendimiento de Cádiz.

No obstante, los baremos de belleza femenina más imaginados por la mente de Francisco Buiza, se concentrarán en la hermosísima Virgen de la Trinidad (1967) de la Hermandad de Medinaceli de Cádiz, una talla cuyo precedente formal más cercano se halla en la Virgen de las Aguas (1772) de la Cofradía hispalense del Museo, labrada por el escultor academicista Cristóbal Ramos en el siglo XVIII. Las mejillas de exquisita tersura, las complacencias curvilíneas que adoptan los perfiles del óvalo facial, párpados y mentón elevados hacia el cielo, hacen aún más lamentable la pérdida de esta escultura para el patrimonio artístico malacitano, al haber sido hipotéticamente ofrecida por el artista para convertirse en la nueva titular de la Hermandad de Jesús de la Sentencia, según acreditan fuentes solventes contemporáneas a un acontecimiento, cuya confirmación debe quedar en suspenso, en tanto la documentación no aporte la última palabra sobre el particular.

La ejecución de algunas piezas tan forzadas repulsivas y poco estudiadas como los Cristos de la Coronación de Espinas (1978) de Córdoba y el Cristo Resucitado (1973) y Jesús atado a la Columna (1974) para sendas Cofradías hispalenses podrían considerarse a raíz de su tremendismo adocenado, torpeza compositiva y extremismos somáticos, como secuelas del accidente de moto sufrido por el artista en 1962, que alteró su sociabilidad y carácter. Murió en 1983 dejando sin policromar el Stmo. Cristo de la Humildad (Ecce-Homo) de Málaga.