CALENDARIO

viernes, octubre 28, 2011

DEL BARROCO A LA ACTUALIDAD, HOY ANTONIO CASTILLO LASTRUCCI (1822-1967)


Fue discípulo del escultor Antonio Susillo, cuyo taller estaba frente a donde vivía el futuro alumno (hoy conocida como Antonio Susillo), y al que asistía gracias a que un sobrino del escultor le llevaba para hacer figuritas de terracota. Era tal la destreza que tenía que el futuro maestro dedicó más atención al nuevo alumno que a su propio familiar.


Durante la década de 1890 se forma en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Sevilla.

Llegado el año 1905 contrae matrimonio con Teresa Muñoz García, de esta unión nacen siete hijos: Antonio, Concha, José, Manuel, Amalia, Adolfo y Rosa. Al fallecer su primera esposa contrae segundas nupcias con Amparo León Retamar, de esta unión nace otra hija: Amparo.

Sus dotes como escultor le hace ganar varios premios hasta que en 1915 la Diputación Provincial le concede una beca para estudiar en los museos de París y Roma, su primer destino iba a ser Roma, pero por la recién iniciada Primera Guerra Mundial no puede asistir, teniéndose que ir a estudiar a París, después, en Madrid, continúa ampliando conocimientos.





Su primer taller de trabajo lo instala en la empresa sombrerera de su padre, allí trabaja y desarrolla todos los géneros artísticos (relieves, bustos, grupos escultóricos, y los toros, su otra pasión) con mucha dedicación.

Poco después monta una academia de escultura (la primera que se crea) en un inmueble junto a la Basílica del Señor del Gran Poder. Esta empresa le duró poco más de año y medio debido a la escasez de recursos económicos.

Es en el año 1922 cuando le llega el primer trabajo que después terminaría siendo su línea de por vida, la Hermandad de la Bofetá de Sevilla le encarga unas imágenes para el paso de misterio de Cristo ante Anás. Un año después las figuras montadas en el paso salen en procesión con gran éxito, siendo elogiadas por todos.

Misterio de la Presentación al Pueblo, Hermandad de San Benito 


En 1923 instala su taller en otro lugar de la ciudad y se dedica de lleno a realizar imágenes procesionales, las hermandades de Sevilla, Andalucía y otras regiones y ciudades españolas así como extranjeras le solicitan todo tipo de figuras.

Está considerado uno de los más grandes escultores imagineros del siglo XX, sobre todo en Sevilla al ser de los que más imágenes realiza para su Semana Santa. Tras el conflicto de la Guerra Civil Española, reconstruyó muchas imágenes que fueron destruidas en su proceso.



Obras más conocidas

Virgen de las Angustias, Carmona (Sevilla) 

· Cirineo, Hermandad de La Esperanza de Triana, Sevilla, 1940.

· Cristo de la Buena Muerte, Hermandad de La Hiniesta, Sevilla, 1938.

· Cristo de la Buena Muerte de Castro del Río, Córdoba 1952.

· Cristo de la Buena Muerte de Bujalance, Córdoba 

· Cristo de la Buena Muerte de Córdoba, 1946.


· Cristo de la Humildad de Alcalá de Guadaira, Sevilla.


· Cristo de la Humildad y Paciencia de Mairena del Alcor, Sevilla, 1941.Semana Santa de Mairena del Alcor.

Misterio del Beso de Judas, Hermandad de la Redención (Sevilla) 

· Cristo del Prendimiento, Cofradía del Prendimiento, Málaga, 1963.

· Cristo del Rescate, Cofradía del Rescate, Málaga, 1953.

· Cristo del Santo Sepulcro, Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción de Cañete de las Torres, 1961.

· Cristo del Soberano Poder ante Caifás, Hermandad de San Gonzalo, Sevilla, 1960.

· Cristo Resucitado de Villanueva de Córdoba, 1945.


· Esclavo Etíope, Hermandad de La Esperanza de Triana, Sevilla, 1943.

· Grupo Escultórico de la Piedad, Iglesia de San Julián, Sevilla, 1948.


· Grupo Escultórico del Santo Suplicio, Cofradía de Zamarrilla, Málaga, 1926.


Misterio de la Hermandad de la Bofetá, Sevilla 

· Jesús Nazareno y Simón Cirineo de Bujalance, Córdoba.

· Jesús Nazareno de Loja, Granada, 1938.

· Jesús Nazareno de Morón de la Frontera, Sevilla, 1940.

· Misterio de El Beso de Judas, Hermandad de El Beso de Judas, Sevilla, 1958.

· Misterio de Jesús ante Anás, Hermandad de El Dulce Nombre, Sevilla, 1922. 


· Misterio de la Presentación al Pueblo, Hermandad de San Benito, Sevilla, 1928. 


· Misterio de la Sentencia, Hermandad de La Macarena, Sevilla, 1929.


· Misterio del Atado, Cofradía de la Vera Cruz, Utrera, Sevilla, 1927.


· Misterio del Paso de la Salud y Buen Viaje, Hermandad de San Esteban, Sevilla, 1940. 


· Misterio del Prendimiento, Hermandad de Los Panaderos, Sevilla, 1945.




Misterio de los Panaderos, Sevilla 


· Misterio del Primer Paso de San Gonzalo, Hermandad de San Gonzalo, Sevilla, 1962.

· Nuestra Señora de la O., Parroquia de Ntra. Sra. de la O., Sevilla, 1937.

· Nuestra Señora del Rosario, Parroquia de Santa María la Mayor de Andújar, Jaén, 1964.

· Nuestra Señora en su Soledad, Iglesia de San Francisco de Ayamonte, Huelva, 1937.

· Virgen de la Hiniesta, Hermandad de La Hiniesta, Sevilla, 1937.




· Virgen de las Angustias, Cofradía del Sagrado Descendimiento, Málaga, 1945.

Virgen del Rocío, Hermandad de la Redención (Sevilla) 


· Virgen de las Angustias de Carmona, Sevilla, 1963.

· Virgen del Dulce Nombre y San Juan, Hermandad de El Dulce Nombre, Sevilla, 1924.

· Virgen del Mayor Dolor de Lucena, Córdoba, 1959.

· Virgen del Rocío, Hermandad de El Beso de Judas, Sevilla, 1955.

· Virgen Reina de los Mártires de Córdoba, 1951.




· Obra Póstuma: Nuestro Padre Jesús de la Salud y Remedios (Hermandad del Dulce Nombre -Bellavista, Sevilla-)

Reina de los Mártires, Hermandad de la Buena Muerte (Córdoba)

martes, octubre 25, 2011

DEL BARROCO A LA ACTUALIDAD, HOY JUAN DE ASTORGA (1779-1849)

Nació en Archidona (Málaga) en 1779, su formación como imaginero y escultor la llevó a cabo en Sevilla, en la Real Escuela de las Tres Nobles Artes, donde llegó a ser profesor (1810) y director de escultura (1825).

Considerado por algunos autores como el artista que realizó algunas de las imágenes de Vírgenes Dolorosas más logradas, esculpió numerosas tallas a las que impregnó de belleza juvenil y rasgos delicados; uniendo con acierto el dolor y dulzura.


Sintió gran predilección por las cofradías de Sevilla, perteneciendo a algunas de ellas como hermano, y en especial a la "Sacramental" de la parroquia de San Lorenzo, la Hermandad de La Lanzada para la que hizo la actual imagen de la dolorosa y la Hermandad de Santo Entierro para la cual llegó a organizar en el año 1830 su desfile procesional.

Murió en Sevilla, en el año 1849.

VIRGEN DE LA ANGUSTIA - HDAD ESTUDIANTES - SEVILLA


Obras

Durante las cuatro décadas que siguen, nos legó una muy extensa y personalísima producción artística, de la cual sobresalen las Dolorosas, para cuya iconografía llega a crear el concepto de "Dolorosa astorguina", con el cual se cataloga a la mayoría de las imágenes del primer medio del siglo XIX que tengan la impronta personal de tal artífice, aunque no tengan nada que ver con Astorga o su escuela propiamente dichas. No obstante, no hay que desdeñar en absoluto sus creaciones varoniles, ya sean Cristos o santos, pues en ellas observamos una sensibilidad y una pureza de líneas apenas igualada por el resto de imagineros. 

Algunas de las vírgenes más importantes de Sevilla son obra de Astorga, además de multitud de imágenes con la impronta especial de este afamado imaginero:


  • Virgen de la Angustia - Titular de la Cofradía de los Estudiantes. Capilla de la Universidad. 1816
  • Antigua Virgen de la Esperanza de Triana - Titular de la Cofradía de la Esperanza de Triana. Gumersindo Jiménez Astorga, pariente del escultor, la rehízo al quedar gravemente afectada por un incendio fortuito. Posteriormente, volvería a ser reformada por José Ordóñez hasta que, en 1929, se decidió que Castillo Lastrucci hiciera una réplica basándose en la talla conservada tras la intervención de Ordóñez. Iglesia de San Jacinto. 1816.
  • Virgen de la Esperanza - Titular de la Cofradía de la Trinidad. Iglesia de la Trinidad. 1820.
  • Virgen de la Presentación y San Juan Evangelista - Titulares de la Cofradía del Calvario. Parroquia de la Magdalena. Hacia 1820.
  • Virgen del Buen Fin - Titular de la Cofradía de la Lanzada. La labor de Astorga consistió en modelar una mascarilla de papelón para acoplarla al busto de madera de la primitiva titular, obra del siglo XVII que resultó maltratada por las tropas napoleónicas en 1810. Iglesia de San Martín. 1810.
  • Virgen del Subterráneo - Titular de la Cofradía de La Cena.
  • Figuras Secundarias del Misterio de la Lanzada - Pertenecen a la cofradía del mismo nombre. Al igual que la Dolorosa del Buen Fin, se inspiran en las primitivas, seriamente dañadas durante la invasión napoleónica, modelando Astorga nuevos rostros de papelón a María Salomé y a María Cleofás, y retallando la figura de La Magdalena. Iglesia de San Martín. 1810.
  • Figuras Secundarias del Misterio del Duelo - San Juan Evangelista, Las Tres Marías y Los Santos Varones de la Cofradía del Santo Entierro. Iglesia de San Gregorio Magno. 1829-1830.
  • Niños hebreos - Son dos y forman parte del paso de misterio de la Entrada en Jerusalén, propiedad de la Cofradía del Amor. Colegiata del Divino Salvador. 1805.
  • Crucificado de la Providencia - Capilla de la Santa Escuela de Cristo. 1818.
  • Dolorosa - Se halla arrodillada, mirando al cielo y con las manos entrecruzadas, en actitud orante. Es pieza de tamaño inferior del natural. Iglesia de San Ildefonso.
  • San Juan Bautista - Representado niño, también conocido como San Juanito. Monasterio de Santa Paula. 1810-1811.
  • Venus Saliendo del Mar - Relieve profano que representa a la Diosa romana emergiendo de las aguas y rodeada de ninfas. Fue realizado para la Academia de las Tres Nobles Artes. 1845.
  • Virgen de la Soledad y Esperanza - Parroquia de San Ildefonso. 1843.
  • Virgen de las Nieves - Iglesia de Santa María la Blanca. Hacia 1832.
  • Virgen de los Dolores - Convento de Padres Capuchinos.



GINES (SEVILLA): Virgen de los Dolores - Titular de la Cofradía de la Vera Cruz. En 1990, quedó destruida por un incendio fortuito en el templo, siendo objeto de una reconstrucción sobre los restos carbonizados por parte de Juan Manuel Miñarro. Parroquia de Nuestra Señora de Belén. 1816.




EL ROCÍO (HUELVA): Andas de la Virgen del Rocío - Realizadas en estilo neobarroco. Sólo se ha conservado el palio, revestido de plata de ley y utilizado en las actuales andas, modificadas por Cayetano González (1934), quien labró nueva peana y dejó los ocho varales originales en seis, y por Manuel Seco Velasco (1950), quien enriqueció la tumbilla con apliques de plata repujada. Costaron 17.000 reales. Santuario de Nuestra Señora del Rocío. Hacia 1813-1822.




SANLÚCAR LA MAYOR (SEVILLA): Crucificado del Descendimiento - Titular de la cofradía homónima. En origen de brazos articulados para celebrar el ritual del Descendimiento. Capilla del Descendimiento. 1818-1820. 


RESTAURACIONES




Triunfo de la Santa Cruz sobre la Muerte - Pertenece a la Cofradía del Santo Entierro. La figura de la popularmente llamada Canina, original de Antonio Cardoso de Quirós (1693), sufrió daños durante la invasión francesa, de manera que tuvo que ser restaurada por Astorga. Iglesia de San Gregorio Magno. 1829 
Virgen de Regla - Titular de la Cofradía de los Panaderos. Es probable que la restauración de Astorga supusiera, en realidad, la ejecución de una imagen nueva, dada su morfología y las semejanzas que, como bien ha apreciado Romero Torres, presenta con la Virgen de la Esperanza Trinitaria, realizada un año antes de la intervención. Sin embargo, los posteriores retoques sufridos de la mano de artistas como Gumersindo Jiménez Astorga (1877), quien la reparó por los daños sufridos en una inundación, Sebastián Santos (1949), policromándola de nuevo, ocultan los valores íntegros de la imagen. Capilla de San Andrés. 1821 
Virgen del Socorro - Titular de la Cofradía del Amor. La intervino en 1803. Colegiata del Divino Salvador 


Con mayor o menor fundamento se le han atribuido otras imágenes de la Virgen: Virgen de la Soledad de Bollullos, del Consuelo de Cantillana, de los Desamparados de Osuna, y del Mayor Dolor de Villamanrique entre otras. 

A Juan de Astorga se le atribuye, entre otras, la imagen de la "Virgen de Loreto" de la Hermandad del mismo nombre de Jerez de la Frontera, que se venera en la iglesia de San Pedro de dicha ciudad.


De igual forma se le atribuye a Juan de Astorga la imagen de María Santísima en su Soledad de Bollullos de la Mitación.

Obra suya documentada es la Virgen de los Dolores de Camas (1819). Se da la circunstancia, como ha investigado Antequera Luengo, que los priostes de la hermandad de la Soledad encargaron al escultor Cristóbal Ramos que restañase una antigua imagen de ese título. Hubo disensiones internas que desembocaron en un acto sacrílego, encargando finalmente el Arzobispado sevillano su ejecución a Juan de Astorga, quien realizó una de sus más señeras imágenes marianas, la cual comenzó siendo Virgen de la Soledad y, tras la refundación de la hermandad a fines del XIX por el juez Carlos Payán Romero, fue renombrada con el título que evoca sus dolores gloriosos.

Su labor sería continuada por su hijo, el también imaginero Gabriel de Astorga, que siguiendo los modelos artísticos y estéticos de su padre realizaría importantes trabajos, tanto en imágenes nuevas, como en restauraciones de imágenes ya existentes.

viernes, octubre 21, 2011

DEL BARROCO A LA ACTUALIDAD, HOY PEDRO DUQUE CORNEJO (1678-1757)

Pedro Duque Cornejo y Roldán (n. Sevilla, 1678 - † Córdoba, 1757), escultor, imaginero y retablista sevillano del Siglo de Oro.


Biografía 


Nace en Sevilla en 1678. Nieto del célebre escultor e imaginero Pedro Roldán, trabaja en el taller familiar donde adquiere su formación artística fundamentalmente de la mano de su tía Luisa Roldán –La Roldana-, y de sus padres, el escultor José Duque Cornejo y la pintora Francisca Roldán Villavicencio.

Arquitecto de retablos, escultor, pintor y grabador, su formación familiar le hace conocedor de los grandes maestros de la "Escuela Sevillana", de la que toma el relevo, cerrando felizmente el denominado "Siglo de Oro andaluz". Su modelado tiene como características un barroquismo desbordante, sinuoso y abigarrado que acrecienta con una rica y brillante policromía.

Su obra presenta cierta dispersión, pues trabaja por distintas ciudades de Andalucía, como Granada y Córdoba, si bien su taller quedó centralizado en Sevilla. También realiza importantes trabajos fuera de Andalucía, como los correspondientes al Sagrario de la Cartuja del Paular de Madrid.

Muere en Córdoba, en el año 1757, a la edad de 79 años.

Obra 


En 1702 inicia su carrera como retablista en Córdoba, pasando en 1714 a Granada; trabajando en figuras decorativas asociadas a diseños arquitectónicos en madera o piedra, o en imágenes aisladas o procesionales de madera policromada con obras que destacan por amplios pliegues de ropajes, de intenso y cuidado barroquismo.

En estas ciudades realiza algunos de sus mejores trabajos, como el Sagrario de la Cartuja de Granada donde destaca su Santa María Magdalena; el retablo de la Virgen de la Antigua de la Catedral de 1716, y la serie de 14 grandes esculturas para la Iglesia de Las Angustias de esta misma ciudad. Si bien su obra emblemática la realizaría en la Catedral de Córdoba desde 1748, para la que realiza los púlpitos y su espléndida Sillería del Coro, con un total de 105 asientos donde muestra episodios de una Biblia publicada en Venecia en 1677.

Hacia 1706 realiza el San Clemente del Retablo Mayor de la Parroquia del Sagrario, y en 1721 la imagen procesional de La Gran Madre de la iglesia sevillana del Sagrado Corazón de Jesús.

Para el Sagrario de la Cartuja del Paular de Madrid realiza en 1725 las cuatro figuras situadas en torno a la gran custodia y las otras doce que ocupan retablos e intercolumnios de la capilla contigua.

De algo más tarde, 1728, son las figuras de las santas Justa y Rufina que se encuentra en la Catedral de Sevilla, y algo después aún, sobre 1730, los valiosos retablos e imágenes para la Iglesia de San Luis de los Franceses de Sevilla, donde destaca su grandioso Retablo Mayor, una joya del arte barroco difícil de superar que combina sabiamente la estructura arquitectónica de la madera con los lienzos de pintura en distintos formatos y tamaños y la imaginería, con detalles ornamentales de rocalla, espejos, etc. Entre 1733 y 1738 realiza los retablos de San Leandro y de la Virgen de la Antigua, de la catedral hispalense, y tres años más tarde, en esa misma capilla, el sepulcro del arzobispo Luis Salcedo y Azcona.

Muy notable es la imagen procesional de la Inmaculada de la Iglesia del Santo Ángel de Sevilla, obra de 1743. Y de 1754 es el retablo del Crucificado de la parroquia sevillana del Sagrario, realizado en mármol y jaspes, así como el análogo a éste destinado a la Virgen, siendo suyas las imágenes del arcángel San Miguel, y otras.


A su gubia pertenecen también la talla de la Inmaculada que se encuentra en la antesacristía de la Iglesia de Santa María de Carmona, y el diseño del Retablo Mayor de la Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación de Umbrete.

Además hay que citar el Crucificado de la Sangre realizado en 1737 para la Iglesia de Nuestra Señora de la Paz de Ronda; al cual se le suman dos que se le atribuyen por sus características técnicas y morfológicas: el crucificado Cristo de Burgos de Chucena y el de la Iglesia de Nuestra Señora de Consolación de Umbrete.

La obra de Duque Cornejo presenta gran dinamismo y teatralidad, y gozó de gran influencia en artistas contemporáneos y posteriores como Cayetano de Acosta, Felipe Fernández del Castillo, José Montes de Oca o su propio hijo José Cornejo; si bien su más célebre discípulo sería Benito Hita del Castillo.


lunes, octubre 17, 2011

DEL BARROCO A LA ACTUALIDAD, HOY JOSÉ MONTES DE OCA (1668-1754)


Nace en Sevilla en el último tercio del siglo XVII, barajándose varias fechas. Según Cean Bermúdez vería la luz en el año 1668, entre 1675 y 1680 dice Hernández Díaz, aunque Lorenzo Alonso de la Sierra Fernández la fija en 1676 en base a una afirmación de su madre “en 1684 contaba con unos ocho años”.


Realizó su aprendizaje en el Taller de Pedro Roldán en Sevilla hasta finales del siglo XVII, estableciéndose como maestro escultor en esta ciudad. Los contactos con Cádiz fueron frecuentes y fructíferos. Además su hermano Pedro permanece en esta ciudad y aparece como fiador en el contrato que realizan para La Inmaculada de los Descalzos.

Como escultor realizó toda su obra en Sevilla pues, aunque se desplazaba con frecuencia para firmar los contratos de sus trabajos, siempre los ejecutaba en la ciudad Hispalense. Su arte impregnado de religiosidad, tiene la influencia de los grandes maestros del inicio del barroco, como Martínez Montañés y Juan de Mesa.

A pesar de su maestría no se le conocen discípulos salvo Benito Hita del Castillo. Su obra fue muy extensa, mucha de ella perdida en diversos sucesos. La primera conocida, María Santísima de los Dolores destinada a La Puebla de la Cazalla (Sevilla), data de 1717. A las provincias vecinas de Málaga, Huelva y Cádiz, fueron destinadas parte de su producción.
MISTERIO HDAD SERVISTAS - SEVILLA -


En la Iglesia de la Conversión de San Pablo (Cádiz), se concentra por distintos avatares, al menos cuatro obras de este autor: la Inmaculada Concepción (1719), dos Ángeles Lampareros y la efigie magnifica de Nuestro Padre Jesús del Ecce-Homo, realizada sobre 1730 para la Archicofradía de esta Titularidad. Ésta, quizás, sea la mejor obra Cristífera en la producción de Montes de Oca.

En 1726 firmó el grupo de Santa Ana y la Virgen para la iglesia de Nuestra Señora de las Virtudes, la Puebla de Cazalla, la inspiración de esta obra la realizó en el trabajo de Martínez Montañés para el Convento de Santa Ana de Sevilla, aunque con un carácter más naturalista, propio de la época.

Consta que en 1730 se le encargó el grupo de la Piedad para la Hermandad de los Servitas en Sevilla, formado por la Virgen de los Dolores y el Cristo de la Providencia, actualmente se encuentran en la capilla de los Servitas, anexa a la iglesia de San Marcos.


Ceán Bermúdez cita entre las obras de Montes de Oca una imagen de alrededor de 1735, "Nuestra señora sentada en la primera silla del coro del Convento de la Merced Calzada", de estilo barroco, que se encuentra en la capilla del Museo de Sevilla. Otra obra de Montes de Oca es una imagen de San José en la iglesia de San Isidoro de Sevilla.


Una de sus tallas más bellas es la de María Stma. de las Angustias Coronada de Alcalá del Rio, una obra a la que los alcalareños le tienen mucha devoción, ella junto con el Stmo. Cristo de la Vera-Cruz, son los Titulares de la Hermandad de la Vera-Cruz.




jueves, octubre 13, 2011

DEL BARROCO A LA ACTUALIDAD, FRANCISCO RUIZ GIJÓN (1653-1720)


Francisco Antonio Ruiz Gijón (Utrera, 1653- Sevilla 1720) fue un escultor español del barroco.

Aunque nacido en Utrera, muy joven se trasladó a Sevilla, tras quedar huérfano por la muerte de su padre. En 1669 entró como aprendiz en el taller del escultor Andrés Cansino. Al morir este al año siguiente, se casó con su viuda Teresa de León.



Se cree que debió estar vinculado de alguna manera a uno de los tallistas más famosos del momento en la ciudad, Pedro Roldán, aunque no existe constancia documental de este hecho, las similitudes estilísticas entre ambos artistas son evidentes.
 

En 1673 ya estaba establecido por cuenta propia, pertenece a su primera etapa la imagen de Santa Ana que se encuentra en la Iglesia de Santa María Magdalena (Sevilla) fechada en 1675 y el San José de la Iglesia de San Nicolás de Bari (Sevilla) de 1678.

Sus obras maestras son sin duda las imágenes del Cristo de la Expiración (1682), conocida popularmente como El Cachorro y la de Simón de Cirene (1687) que se encuentra en la Iglesia de San Isidoro de Sevilla. Según una leyenda muy difundida, el rostro del Cristo de la Expiración está tomado del de un gitano apodado El Cachorro que murió como consecuencia de las heridas sufridas en una reyerta. El incidente fue presenciado por el escultor, el cual plasmó en el cristo las facciones del herido en el instante de exhalar su último suspiro.
STMO. CRISTO DE LA EXPIRACIÓN - HDAD CACHORRO - SEVILLA


También realizó la talla de unas andas procesionales para la Hermandad de Jesús del Gran Poder (1688-1692) que aún se conservan y se encuentran en la sede de esta cofradía en la Plaza de San Lorenzo de Sevilla. 

Paso de Jesús del Gran Poder, Sevilla 

En estas andas se pueden contemplar varios relieves en los que se representan diversas escenas del antiguo y el nuevo testamento: Destrucción del templo por Sansón; Moisés tocando con su vara la peña; La entrada de los animales en el Arca de Noé; La vuelta del hijo prodigo; Simón de Cirene ayudando a Jesús a transportar la cruz; Prendimiento de Jesús y Jesús atado a la columna. También sale de sus manos la actual y magnifica canastilla del paso del Santísimo Cristo del Amor realizándose el contrato en el año de 1694

Entre los años 1695 y 1700, talló las figuras de los cuatro evangelistas que actualmente posee la Hermandad de El Museo (Sevilla), obras que aunque no documentadas, son sin duda salidas de sus manos, se aprecia en estas imágenes entre otros detalles, la característica agitación de vestiduras y torsión de la estructura corporal que produce una sensación de tensión muy peculiar.
 

En el año 2009, se descubrieron dos tallas de ángeles en la Iglesia de San Isidoro de Sevilla que tras ser estudiadas, se han atribuido con mucho fundamento a Ruiz Gijón, debieron formar parte de un grupo escultórico ya desaparecido que la Hermandad de Las Tres Caídas de San Isidoro (Sevilla) le encargó al escultor en 1688.

Se sabe que en 1693 redactó su testamento, falleciendo en Sevilla en 1720. Su sobrino Bernardo Gijón fue también escultor, siendo una de sus obras más conocidas el Cristo de la Misericordia de la Hermandad de Santa Cruz (Sevilla).



lunes, octubre 10, 2011

DEL BARROCO A LA ACTUALIDAD, LUISA ROLDÁN "LA ROLDANA" (1652-1704)

Luisa Ignacia Roldán Villavicencio (Sevilla, 1652-Madrid, c.1704), conocida popularmente como La Roldana, nace en Sevilla el 8 de septiembre de 1652 y fallece hacia el 1704. Es una de las principales figuras de la escultura del Barroco en la Andalucía de finales del siglo XVII y principios del XVIII. Su fama alcanza mayor relieve desde que Antonio Palomino la reconoció como una escultora tan importante como su padre Pedro Roldán.

ÉPOCA SEVILLANA
 

En este primer período sevillano, debió hacer esculturas, que han quedado como anónimas, junto con la ayuda de su marido, el cual seguramente se encargaría de su policromía y posiblemente de incluir su firma en los contratos.


Ladrones misterio de la Exaltación 

También se cree que las relaciones con su padre mejoraron, ya que constan algunas colaboraciones entre ellos. Las que destacan, son los cuatro ángeles realizados por La Roldana para el paso de Semana Santa del Cristo de la Exaltación y para esta misma Hermandad las figuras de los «dos ladrones» que constan como hechos por su marido Luis Antonio de los Arcos, pero que en su mayor parte y por su estilo podría atribuirse a Luisa Roldán.


Esperanza Macarena



 En esa época era muy común el encargo de «Dolorosas» para procesionar en la Semana Santa, por lo que parece normal que Luisa Roldán realizara alguna, aunque no hay ningún documento que lo acredite, sin embargo, una de la más cercanas a su estilo es la Virgen de la Regla, que pertenece a la Hermandad del Prendimiento, popularmente conocida como de «Los Panaderos». Otra obra atribuida por algunos autores a La Roldana, es la imagen de la Virgen de la Macarena, entre ellos el profesor Hernández Díaz, quien comenta el parecido con La Dolorosa de Sisante, obra posterior y de atribución segura a esta autora. La profesora de historia del arte García Olloqui, experta en la obra de Luisa Roldán, cree que La Macarena guarda «cierto parecido con la Virgen de la Soledad, obra documentada de La Roldana, de c. 1688, de la Cofradía del mismo nombre de Puerto Real (Cádiz)».

La Virgen de la Estrella, perteneciente a la Hermandad de la Estrella, anteriormente atribuida a Juan Martínez Montañés, tras una restauración efectuada en 2010, el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH), confirmó y atribuyó la imagen a la producción del taller artístico del matrimonio constituido por los escultores barrocos andaluces Luisa Ignacia Roldán (1652-1706) y Luis Antonio de los Arcos (1652-1711), siendo descartada la autoría de Montañés.

ÉPOCA GADITANA  



La fecha de su traslado a Cádiz, no se ha podido determinar con precisión. Aunque sí fechas cercanas, gracias al documento autógrafo de la escultora, hallado durante una restauración del año 1984 del Ecce Homo que se conserva en la catedral de Cádiz, en el que se autonombra como «insigne autora» de la imagen ayudada por su marido y que está fechado el 29 de junio de 1684 y en cuya parte posterior se encuentran diversos esbozos de rostros. Este documento se conserva en exposición en el museo catedralicio. Sin embargo, es posible que esta escultura la realizara en Sevilla y fuera enviada a Cádiz, pues en otros documentos de 1686, se dice que el matrimonio fue llamado a Cádiz por el cabildo catedralicio para realizar «figuras de Patriarcas y ángeles para su Monumento». De estas mismas fechas se encuentran diversos Ecce Homo, como el de la iglesia de San Francisco de Córdoba —atribuido por Sánchez Peña— y el de la capilla de Nuestra Señora de Belén del convento de Santa Cruz también de Córdoba que muestran gran semblanza con el de Cádiz.

En Jerez de la Frontera, se le atribuyen las imágenes del Niño Jesús de la Hermandad del Dulce Nombre de Jesús en el convento de Santo Domingo, un San José de la iglesia de San Lucas, un Ángel confortador del paso de la Cofradía de la Oración en el Huerto y para la Hermandad del Prendimiento la imagen titular que es una valiosa imagen barroca procesional. En la población de Sanlúcar de Barrameda, son de atribución popular los dos ángeles del transparente del convento de Madre de Dios, así como un nacimiento del convento de los Capuchinos. Entre las imágenes para procesionar de la Semana Santa en Sanlúcar de Barrameda se encuentra la de Nuestra Señora de los Dolores que ya existía en el momento de constituirse la Hermandad, por lo que posiblemente era del siglo XVII o principios del XVIII.

Influencia de su obra  



Sin que tuviera discípulos directos que se conozcan, lo más probable es que fuera en Cádiz donde en su taller estuvieran trabajando familiares tanto de su marido como de ella misma, que a su traslado a Madrid, se quedaran por tierras andaluzas trabajando y dejando muestras del «taller de Luisa Roldán» o de «Los Roldanes». Su obra influyó notablemente en algunos artistas posteriores.
Pedro Duque Cornejo 

Artículo principal: Pedro Duque Cornejo

Este escultor nieto de Pedro Roldan e hijo de una de las hermanas de Luisa, debe algunos de sus conceptos escultóricos a su abuelo, pero también a influencias recibidas de su tía, por lo que se incluye dentro de la escuela de los Roldanes, y como Luisa, acudió a Madrid donde consiguió el nombramiento de estatuario de Cámara de la reina Isabel de Farnesio, pero tuvo mejor suerte que la escultora en cuanto a lo económico se refiere pues consiguió vivir con lujos y tener el privilegio de la hidalguía que le fue otorgado en 1751 por parte de la Real Chancillería de Granada.
Cristóbal Ramos 

Artículo principal: Cristóbal Ramos

Cristóbal Ramos fue un escultor con rasgos de barroco y formas de academicismo en su escultura. Muestran sus obras unas características muy propias de Luisa Roldán como las mangas dobles en las vestiduras de la Vírgen o las formas finas y delicadas de la composición en los temas del Nacimiento. A este escultor se le atribuye la Virgen de la Soledad de la Hermandad del Santo Entierro de Dos Hermanas, con sede en la parroquia de Santa María Magdalena, que fue atribuida durante algún tiempo a La Roldana.
José Montes de Oca 

Artículo principal: José Montes de Oca
 

Este escultor sevillano estuvo formándose en el taller de Pedro Roldán con el que colaboró hasta el fallecimiento del maestro. Su obra bastante ecléctica, muestra también influencia de Martínez Montañes y de Pedro de Mena, sin embargo los grupos religiosos se acercan más a la misma visión de Luisa Roldán, como se aprecia en Santa Ana y la Virgen Niña, expuesta en la iglesia del Salvador de Sevilla.