CALENDARIO

viernes, febrero 21, 2014

LA PARROQUIA DE SANTIAGO, PATRIMONIO DE TODOS

Como es conocido por todos, la Parroquia de Santiago está en obras por los problemas que se detectaron en toda la cubierta del Templo, que hacían que entrara agua y que se activaran todas las alertas ante el peligro de derrumbe (como tristemente ha ocurrido en otras Iglesias de Montilla). Por esta razón, se cerró la Iglesia al culto y comenzaron los trabajos de evaluación, presupuesto y planificación del desarrollo de las distintas fases de los arreglos necesarios para evitar males mayores.

Por desgracia la partida económica que destinó el Obispado de Córdoba no ha sido suficiente dado que, al comenzar la obra, se pudo comprobar que los daños eran mucho más cuantiosos que lo inicialmente previsto y el riesgo de derrumbe y pérdida de todos los elementos de enorme valor artístico se acrecentaba a criterio de los técnicos, que dieron la voz de alarma.



En este punto, desde la Parroquia se nos hace partícipes de la situación a las Hermandades que radicamos en ella y al resto de grupos del Consejo Parroquial. Es imprescindible la implicación de todos para la obtención de los fondos necesarios para sufragar el presupuesto de la obra. Debemos asumir que este proyecto es cosa de todos y que todos debemos trabajar por la conservación de nuestro patrimonio artístico y cultural. Además, desde un punto de vista mucho más cercano a nuestra Hermandad, la idea de no poder hacer Estación de Penitencia desde la Parroquia de Santiago nos ha hecho ponernos manos a la obra. Y dicho y hecho: hemos propuesto a todos los grupos del Consejo Parroquial esta campaña que te detallamos a continuación y la han visto fácil, cómoda y accesible, para lograr el objetivo de sacar adelante este gran proyecto y hacerlo en conjunto, como familia… no hay otro camino.

Se trata de conseguir a muchas personas y empresas que colaboren en el sufragio económico de este proyecto, aportando una mínima cantidad de dinero. Entre todos los grupos de la Parroquia nos hemos marcado el objetivo de aportar los 1.000,00€ mensuales que durante 12 años hay que pagar del préstamo que ha habido que pedir para continuar con la obra. Si deseas colaborar, esta es la propuesta:

· Buscamos personas y empresas que domicilien un pago mensual de 2,00€ (si voluntariamente deseas aportar otra cantidad mayor, por supuesto que lo puedes hacer).

· Debes imprimir la hoja que te adjuntamos en este correo y rellenar todos los datos que se solicitan.

· Esta hoja la puedes entregar (debidamente cumplimentada) a cualquier miembro de Junta de Gobierno, o bien dejarla en un sobre en la Papelería La Administración, Estanco de Ramón o Floristería Jardín de Murillo.

· Te garantizamos la protección de todos tus datos y que éstos, sólo serán tratados por las entidades bancarias en el proceso habitual de una domiciliación.

· Con ello te comprometes a mantener esta domiciliación durante un año, renovable en el mes de enero.

· Si en cualquier momento deseas o necesitas dejar de colaborar, sólo tendrás que comunicarlo o bien dejar de hacer tu aportación.

· Anualmente se emitirá un certificado de la cantidad aportada en concepto de donación y debes tener en cuenta que, si eres persona física, te podrás desgravar el 25% de la misma en tu Declaración de la Renta y el 35% en el caso de empresas.

· Todos los donantes se inscribirán en un Libro de Benefactores que se conservará en el Archivo Parroquial, para dejar constancia (junto con la correspondiente memoria de esta reforma que se está llevando a cabo en el Templo Parroquial) de todas las personas y empresas que, con su colaboración desinteresada, la hicieron posible.

Por favor, te pedimos que seas consciente de la importancia de tu colaboración así como de que hagas extensible esta campaña a tus familiares, amigos y a todo aquel que creas que puede participar.

Se trata de un proyecto de gran envergadura pero que, sin embargo, necesita de una aportación mínima por nuestra parte. Estamos convencidos de que entre todos los haremos posible y nos podremos sentir profundamente orgullosos de haber colaborado decididamente en la conservación de nuestro patrimonio más preciado, para que lo sigan disfrutando las generaciones venideras. 

GRACIAS.
Publicar un comentario