CALENDARIO

martes, enero 28, 2014

TRIDUO EN HONOR A SAN JUAN BOSCO 2014

Acudamos a la experiencia espiritual de Don Bosco 
para caminar en la santidad según nuestra vocación específica. 

Queridos Amigos de San Juan Bosco y de la Casa Salesiana, que nos preparamos  para celebrar con la alegría que nos caracteriza, las fiestas de nuestro Padre, Maestro y Amigo San Juan Bosco, a todos mi abrazo más cordial y sincero. 

  
Cómo director me gustaría animaros a todos a la participación en el triduo y en la fiesta que celebraremos desde hoy día 28 de enero hasta el domingo día 2, en múltiples actividades del colegio, de la Familia Salesiana, del oratorio y centro juvenil y desde cualquier ámbito de la casa. Sí, digo casa porque así quería Don Bosco que llamarán sus chavales a al oratorio, “mi casa”. Un hogar donde uno se encuentra a gusto, rodeado de los suyos, en un ambiente propicio que le ayuda a seguir madurando en la vida y sobretodo en el seguimiento a Cristo el Señor. 

Estos días, se nos ha presentado el Aguinaldo o regalo del Rector mayor para este año 2014, el lema: Acudamos a la experiencia espiritual de Don Bosco para caminar en la santidad según nuestra vocación específica. Esto ¿qué significa?, pues algo tan sencillo que desde el grupo al que tu perteneces, hasta tú mismo con todas las posibilidades que tienes, actúes en medio de todos como hacía Don Bosco y con un único fin: “ser Santos”.  La santidad consiste en derrochar cariño hacia quienes nos rodean con gestos, palabras y acciones que cada día nos hagan ser más hermanos unos de otros, construyendo el Reino de Dios para los jóvenes y cuántos se acerquen a nosotros. 

Don Bosco cuando emprendía alguna tarea nueva siempre tenía como intención, la salvación de sus jóvenes y entendemos salvación como posibilidad de desarrollo cristiano y humano en medio de la sociedad. El con su vida hizo un quinto evangelio, el de los Jóvenes, un evangelio escrito según San Juan Bosco y que es la palabra del Señor para todos los chavales y cuantos se acercaban a él. Para mantenerse firme tenía dos pilares, uno la Eucaristía y Penitencia, como sacramentos del día a día y el otro pilar la devoción profunda a la Santísima Virgen, a la cual el invocó como Auxiliadora de los cristianos. De ahí que si queremos y además debemos imitarle a él, tenemos que tener este mismo a Amor a Cristo presente en los sacramentos y esta devoción a la Virgen en un sentimiento profundo de que ella está viva y actúa en medio de nosotros. No digas ser un hijo de este padre espiritual, sino actúas cómo él quería.  



Hoy día 28, 29 y 30 de enero tendremos el triduo, tres días de preparación a la fiesta de San Juan Bosco, tres momentos para dedicárselos a él plenamente. Tres días para recibir a Jesús en la Eucaristía y renovar nuestro cariño y devoción a María Auxiliadora, la Virgen de Don Bosco. ¡¡No faltes!! Él te espera. 

El 31 todos nos sentiremos nuevamente salesianos y renovaremos nuestro afecto al Santo de los jóvenes. Los expresaremos con los juegos en el patio del colegio y el oratorio, lo viviremos visitándolo en el templo, lo celebraremos en la Eucaristía, pero sobre todo lo comunicaremos, diremos a todo el que se cruce con nosotros, que hoy es la Fiesta de Don Bosco, y hablaremos de él,  a quienes nos pregunten porque de la abundancia del corazón habla la boca y nuestro corazón palpita al ritmo al rito alegre del signo y portador de Dios. 

Queridos amigos, os deseo una semana apasionante con Don Bosco, unos días de entrega generosa con los jóvenes, una actitud de oración a Dios, pidiéndole que nos haga santos como Don Bosco es Santo.   

…..ah, y no olvidéis sus últimas palabras: “os espero en el paraíso”. 

José Mario Pérez Sánchez, sdb. 

Publicar un comentario