CALENDARIO

jueves, diciembre 15, 2011

DEL BARROCO A LA ACTUALIDAD, HOY LUÍS ÁLVAREZ DUARTE (1950-ACTUALIDAD)

Don Luís Álvarez Duarte, nació el día 22 de Mayo de 1950, en la populosa Huerta de los Granados, en el barrio de la Trinidad de la ciudad de Sevilla, en la que es actual calle Venecia. Justo detrás del colegio de la Stma. Trinidad. Sería bautizado en la parroquia de San Julián.

Su primera toma de contacto, con el mundo de la imaginería, sería de la mano de su madre, cuando pasó con ella, por la llamada, casa de los artistas. Luís la detuvo, y se quedó observando aquel taller. Aquel taller que no era otro, que el del gran imaginero Don Francisco Buiza. Su madre hablaría con el maestro, para que Luís en sus vacaciones, estuviera en el taller. Limpiar pinceles, barrer virutas o ir a por los mandados, era para él, algo grande. Él no quería dinero, sino trozos de gubia de las obras, de aquellos grandes imagineros. Poco a poco, Luís empezaría a modelar, y a beber de aquella fuente de arte. Buiza, Don Sebastián Santos, o el gran imaginero carmonense e injustamente olvidado, Don Antonio Eslava Rubio.

CRISTO DE LA SED - SEVILLA -
Sería con la temprana edad de doce años, cuando aquel niño, tallara en la sacristía de la iglesia de San José Obrero, a su Virgen de los Dolores. Ya, por aquel entonces, él tenía una meta. Llegar a ser, un gran imaginero de Sevilla. Tras dos dolorosas más, (la virgen de la Concepción de la localidad cordobesa de Palma del Río, y la virgen de la Amargura de Constantina, Sevilla), llegaría el gran reto para Luís. La sevillana hermandad de las Aguas, lo escogería para tallar, a su titular, que tras muchas advocaciones barajadas, se llamaría para mayor gloria de Dios y de Sevilla, GUADALUPE. El resultado sería maravilloso. Una dolorosa, de rasgos aniñados, tez morena, y sobre todo una belleza sublime. Aquella dolorosa, sería para Luís más que un revulsivo, para continuar luchando en el mundo de la imaginería.
CAUTIVO Y RESCATADO - HDAD. POLÍGONO SAN PABLO - SEVILLA
Seguimos en el año 1970. Luís ante otro reto. Tallar su primer crucificado, donde el maestro desplegó toda la sabiduría, y buen hacer del que ya hacía gala en aquel entonces. El Cristo de la Sed, de la hermandad sevillana del mismo nombre. Maravilloso. Su expresión, su estudiada anatomía, y esos ojos, que traspasan el alma. Aunque la confirmación definitiva, y su consagración vendría de la mano de dos dolorosas. En Córdoba, recibiría el encargo, por parte de la hermandad de la Expiración, de una dolorosa llamada del Rosario, hoy coronada canónicamente. El resultado una vez más, maravilloso. Dicha dolorosa, goza de especial cariño, por parte de don Luís, ya que ella marcaría un antes y un después en el mundo imaginero cordobés. Sin duda está entre sus obras más admiradas y aclamadas.

Con el transcurso de los años, su obra, seguiría creciendo, convirtiéndose en el imaginero más aclamado de la segunda etapa, del siglo XX. También organizaría diversas exposiciones, como las que realizaba en la sala "Álvaro" de la capital sevillana. Llegarían los encargos, desde distintos puntos de España, y parte del extranjero... Argentina, Nueva York, Cuba, Colombia o Venezuela. Entre otras muchas distinciones, el 17 de enero de 2006, sería nombrado miembro de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla.
VIRGEN DEL ROSARIO - CÓRDOBA - HDAD. EXPIRACIÓN
Entre sus obras civiles, podemos destacar, el monumento a la bailaora Pastora Imperio, al insigne bordador Juan Manuel Rodríguez Ojeda.

Además, de su gran obra propia, Don Luís, ha realizado un sinfín de restauraciones, para hermandades de cualquier rincón de España. En algunos casos, ha dejado su huella e inconfundible sello. Imágenes, tan señeras y queridas, como las Esperanzas (Triana, Málaga, Utrera o Jaén). La Soledad de la localidad sevillana de Huevar del Aljarafe, que resultó dañada por un grave incendio sufrido. La Virgen de la Soledad de Cádiz. Las Virgenes de la Angustia, Palma y Mayor Dolor y Traspaso de Sevilla. Jesús de la Salud de la hermandad de los Gitanos, Cristo de las Tres Caídas de Triana o el Gran Poder, de la misma ciudad.
Publicar un comentario